Emprendedores: 5 errores hacia el fracaso

Existen emprendedores con ideas de negocio que tienen el potencial suficiente como para que desemboquen en una aventura empresarial exitosa (entiendo éxito como conseguir que el negocio prospere, no como que el dinero no nos quepa en los bolsillos). En muchas ocasiones estas ideas surgen de la observación, de la necesidad de cubrir una necesidad, de la mejora de una idea ya existente…

Pero, si tengo existe tanta gente con una buena idea y con ganas de emprenderla (esto último es condición sine qua non), ¿por qué no logran que su negocio funcione de modo acorde? quizá podamos encontrar la respuesta en uno de estos 5 errores que comunmente suelen cometer  algunos emprendedores:

Falta de objetividad

Precisamente del exceso de ganas pueden surgir determinadas taras que lastren el desarrollo de nuestro negocio. Es importante mantener la objetividad acerca de nuestro negocio, salir de él (metafóricamente) y sentarse a observarlo desde la perspectiva de otra persona cualquiera, pero con la ventaja de conocerlo todo acerca de él. Sólo así podremos descubrir qué aspectos corregir, o si nuestra idea es realmente tan buena como creemos.

Presupuesto insuficiente

Para la mayoría de cosas que requieren de una planificación económica, desde la más trivial (unas vacaciones o una pequeña reforma en casa) hasta las más importantes tenemos que preveer un sobrecoste; obviar este hecho puede provocar que tengamos que desarrollar nuestro negocio con un plus de estrés a todas luces contraproducente o, más aún, a tener que abandonar nuestro proyecto.

Depencia

Tener que asignar unos costes fijos que de otro modo podríamos manejar atendiendo a la situación y necesidades de nuestro negocio puede resultar una losa difícil de superar. Disponer de un local que quizá no siempre necesitemos es un lastre, y poder disfrutar de él únicamente cuando lo creamos conveniente resulta mucho más atractivo. En este sentido, Italia 113 te ofrece diferentes modalidades de alquiler que minimicen esos costes.

El cliente es la razón de ser

No puedes tener la mira equivocada: tu objetivo siempre ha de ser satisfacer las necesidades de tus clientes pues es él quien determine el éxito de tu negocio; pensar en hacer dinero rápido sólo te llevará al fracaso.

¿Quién es tu socio?

Embriagados por las ganas de emprender nuestro negocio y quizá también por el afecto puede que nos haga elegir al socio inadecuado: has de estar muy seguro de con quien compartes el camino que has de recorrer para que tu negocio prospere, dejando aspectos extra a un lado.