5 razones para emprender en septiembre

emprender_septiembre

Si estás interesado en emprender tu propio negocio, deberías considerar la posibilidad de hacerlo en septiembre. Se trata de uno de los mejores momentos del año para estrenar tu proyecto. Entre otras cosas, se debe a que la época estival te ofrece el tiempo suficiente para poder realizar un estudio de mercado adecuado y solventar los problemas que puedan surgir antes del lanzamiento.

Pero este no es el único motivo. En este artículo explicaremos uno a uno todos los factores que convierten el noveno mes del año en la oportunidad perfecta para ti.

Las ventajas de emprender en septiembre

Aunque el inicio del año sea en enero, lo cierto es que septiembre supone un verdadero punto de inflexión para muchos negocios. Entre otros aspectos, el cambio de estación y la vuelta a la rutina lo convierten en un momento clave que has de saber aprovechar.

Tiempo de preparación

Antes de abrir las puertas de tu nueva iniciativa, hay muchos aspectos que tienes que sopesar con calma y tranquilidad. El verano te brinda ese tiempo extra para dejar todo bien atado y poder emprender en septiembre.

Una de las claves del éxito de una empresa es el lugar de trabajo. Aunque pretendas iniciar tu negocio en solitario, es importante contar con un espacio adecuado donde poder desarrollar tus tareas con comodidad y concentración. Tal vez creas que puedes realizar estas labores desde casa, pero corres el riesgo de distraerte con facilidad, que te interrumpan o, incluso, no poder separar el tiempo de ocio y de trabajo.

En este sentido, el coworking ha ganado mucha popularidad gracias a sus múltiples ventajas. Además de contar con un espacio totalmente adaptado para que puedas desempeñar tus funciones de forma eficiente, te brinda la posibilidad de crear sinergias con compañeros que, como tú, se han lanzado a la aventura de crear sus propias empresas.

Por tanto, puedes dedicar los meses de verano a buscar la oficina que más se adapte a tus necesidades, intereses y expectativas.

Fuerzas renovadas

Como ya te hemos comentado, el verano nos permite tomarnos el tiempo suficiente para analizar y organizar todo lo relativo a nuestro nuevo proyecto. Y no solo eso, se trata de temporada baja para la mayoría de sectores, por lo que puedes permitirte relajarte y recargar tu energía vital. El descanso es esencial para que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente estén en óptimas condiciones.

No se trata de una pérdida de tiempo, sino de un proceso completamente necesario si queremos rendir en nuestro negocio. Desconectar mejorará tu creatividad y tu motivación. De esta forma, obtendrás mucha más energía para enfrentarte al nuevo desafío que tienes por delante.

Productividad

Este es otro factor a tener muy en cuenta. El clima influye en nuestro estado de ánimo, pero ¿eres consciente de que también puede afectar a la productividad? Esto es lo que demuestra un estudio llevado a cabo por la Escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School).

Dicho análisis revela que existe una relación entre el tiempo atmosférico y la productividad. En concreto, cuando hace mal tiempo aumenta la eficiencia de los trabajadores. Esto se produce porque, en esta situación, las personas tienden a distraerse menos pensando en los planes que les gustaría hacer al aire libre en ese momento.

Aunque, lógicamente, es imposible controlar el tiempo, sí que puedes sacarle partido al pico de productividad que se da en los meses otoñales para hacer prosperar tu empresa.

Economía activada

Septiembre es, a todos los efectos, un mes de reinicio, lo que trae consigo un aumento en el consumo. La vuelta al cole de los niños, las familias que se preparan para afrontar una nueva época, etc.

Todo esto hace que se active la economía, sobre todo en ciertos sectores estratégicos. Si tu futura empresa pertenece a alguno de ellos, no desperdicies la oportunidad de lanzar tu proyecto en una temporada de gran demanda como es esta.

El boom de la Navidad

Siguiendo un poco con el apartado anterior, otro de los picos de consumo más elevados es la Navidad. Si comienzas tu aventura en septiembre, podrás beneficiarte no solo del aumento de la demanda que se produce en este mes, sino que tendrás la posibilidad de incrementar tus ganancias gracias a la locura consumista propia de los meses navideños.

Recuerda que, a nivel comercial, la Navidad comienza en noviembre, por lo que puedes empezar a preparar tu campaña de marketing orientada a esta época en la que los regalos, fiestas y eventos te ofrecen una vía perfecta para dar a conocer tu compañía.

En definitiva, septiembre una de las mejores épocas del año para emprender. Así que, con septiembre a la vuelta de la esquina, te alentamos a que aproveches al máximo esta oportunidad y te beneficies de todo lo bueno que le puede aportar a tu negocio.