Ayudas y subvenciones para negocios y emprendedores

ayudas_subvenciones_negocios

La situación económica actual conlleva que autónomos y emprendedores se encuentren casi sin alternativas para sacar adelante sus empresas o negocios. A continuación, repasaremos contigo los requisitos imprescindibles para conseguir subvenciones. Recuerda que estas pueden convertirse en la tabla de salvación para los profesionales que arriesgan su capital a diario para salir adelante.

Tipos de ayudas específicas para emprendedores, autónomos y empresas

Son diversas y siempre recomendables para poner en marcha un negocio o para conseguir que el proyecto empresarial correspondiente siga siendo viable.

Subvenciones financieras

Suelen depender de la situación económica del país y de las que incluya el Gobierno en su presupuesto anual. Quizá no sean demasiado fiables, ya que el cobro no es inmediato y suele retrasarse demasiado. Además, a veces te solicitan su devolución pasado cierto tiempo.

Préstamos para emprendedores

Enisa (Empresa Nacional de Innovación) dispone de ayudas a emprendedores menores de 40 años. Lo habitual es que te conceda un máximo de 75 000 euros y que aportes el 50 % del capital a usar para abrir el negocio. Los préstamos ICO también son una opción interesante que suele limitarse a unos 12 millones de euros anuales.

Ayudas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social

Suelen consistir en la subvención de 10 000 euros como máximo y la reducción de la cotización mensual a la Seguridad Social durante un tiempo determinado. Los beneficiarios han de estar desempleados y ser menores de 30 años. Tienen preferencia los discapacitados y las mujeres.

Igualmente, te es posible beneficiarte de una tarifa plana en la cuota de autónomos durante los dos primeros años de tu actividad en dos franjas: el primer año, abonas en torno a un 60 % menos; y en el segundo, obtienes alrededor de un 30 % de descuento.

Ayudas I+D+I

Si tu proyecto es tecnológico, es posible que obtengas un 70 % de subvención tras el estudio correspondiente. Algunas de las opciones son las siguientes:

· Programa Europa Centros. Fomenta la participación y el liderazgo de los centros tecnológicos y de apoyo a la innovación.

· Programa con centros de colaboración. Facilita el desarrollo de nuevas ideas para el desarrollo de nuevos servicios y artículos en conexión con proyectos relacionados con organismos o empresas de investigación.

La internacionalización

El ICEX (Instituto de Comercio Exterior) ofrece todo tipo de ventajas, en combinación con el programa Expande de las cámaras de comercio, para que cualquier idea pueda llegar a fructificar en otros mercados.

Otras alternativas

Resulta aconsejable que consultes las guías dinámicas de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa. En el documento se recogen las ayudas de todas las Administraciones Públicas previstas para el año en curso.

Cada autonomía tiene un plan de ayudas específico para potenciar el emprendimiento. Es adecuado que lo consultes para conocer sus características y comprobar si tu proyecto de negocio encaja con los requisitos correspondientes. Las mujeres cuentan con el Paem (Programa de Apoyo Empresarial a la Mujer), que les permite conseguir una serie de subvenciones durante los primeros años de actividad.

Inversores privados

Se han convertido en uno de los pilares de las empresas de nueva creación gracias a dos formas distintas de ayuda:

· Los business angels. Con el sobrenombre de ángeles de los negocios se conoce a las personas o entidades que arriesgan su dinero para que una idea interesante se termine convirtiendo en una agradable realidad.

· Crowfunding. Es cada vez más habitual. Aclaras cuáles son tus objetivos, cuánto dinero te resulta necesario y qué tipo de beneficios tendrán tus inversores. Solo tienes que usar una de las plataformas en Internet especializadas en este tipo de inversiones y promocionar lo mejor posible el concepto a desarrollar.

El propio capital

Es una alternativa que puede ser demasiado complicada para los emprendedores que no han trabajado con anterioridad; aunque como has comprobado, tienen ayudas específicas. Sin embargo, si has estado trabajando durante años y has decidido emprender, siempre te será posible capitalizar todo el paro en un único pago y tener ese capital como base para abrir un nuevo negocio.

Con la ayuda de un porcentaje de los ahorros de los que dispongas, te resultará posible no partir de cero. Igualmente, te recordamos que es compatible estar dado de alta como autónomo y cobrar el desempleo al mismo tiempo.

Una alternativa no tan conocida

Tras conocer todas y cada una de las ayudas y subvenciones disponibles para todo tipo de negocios, resulta más sencillo elegir la alternativa adecuada para conseguir el ansiado éxito comercial. La opción de confiar en un centro de negocios es siempre recomendable para emprender con menos gastos, con un asesoramiento continuado y en un espacio con todo lo necesario para comenzar una nueva andadura comercial. Todo sea por que logremos que nuestra idea se convierta en una realidad que nos permita comenzar a generar ingresos y beneficios en el menor tiempo posible.