Mejora tu espacio de trabajo

Hoy hablaremos sobre el espacio de trabajo en la oficina. Un tema muy importante que hemos de tener en cuenta en nuestro día a día laboral. A veces perdemos la noción del tiempo y no somos conscientes del número de horas que pasamos en nuestro puesto de trabajo.

Dentro del reparto de horas que tiene nuestro día dedicamos como mínimo 1/3 de nuestra jornada al trabajo por lo que es imprescindible conocer como podemos estar mejor durante esas horas para que nuestra salud no se vea perjudicada.

  • Lo primero será adecuar nuestro espacio de trabajo a la función principal que se va a desempeñar dentro de tal negocio. En nuestro caso hablaremos sobre el diseño de oficinas, la tarea que se va a ejecutar y cuantas personas van a desempeñar su trabajo.
  • Uno de los puntos a tener en cuenta ya que a día de hoy son muchas las horas las que se pasan frente a la pantalla del ordenador, es la iluminación. Para poder evitar problemas de vista cansada deberemos empezar por contar con una iluminación y orientación correcta de nuestros escritos. Evitando reflejos y destellos y con escritorios que puedan ser regulados a nuestra ergonomía.
  • Atendiendo a nuestra rutina diaria hemos de intentar contar con una mesa de escrito ordenada y limpia que nos permita desempeñar las tareas con perspectiva y sin estrés. Muchas veces la apariencia de nuestra mesa nos puede trasladar a un entorno más difícil y desordenado que lo que en realidad hemos de desempeñar.
  • Continuando con la ergonomía de nuestro espacio de trabajo será imprescindible contar con un escrito que pueda ser reglado a las necesidades de cada persona, de forma que podamos ajustar nuestro ratón, teclado, pantalla y silla de oficina a las necesidades de cada trabajador. Las recomendaciones sobre la postura del trabajo atienden a una columna recta, unos hombros que acompañen tu eje y una altura de la silla que permita reposar tus pies en el suelo con las rodillas haciendo un ángulo de 90º con las piernas.
  • Otras aspectos que harán más fácil y dinámico el día a día de los trabajadores en la oficina será cubrir ciertas necesidades o cotidianidades que pueden estar a mano. Desde agua, café, té, un baño para el aseo o una pequeña nevera. Todas estas facilidades nos ayudarán en el día a día y harán que trabajar sea más ameno.
  • Y por último… El difícil tema del verano con el aire acondicionado. Una discusión por todos sabida que puede acabar con la relación de muchos trabajadores. Según una normativa publicada en el BOE para el año 2009 se fijaba la temperatura para la calefacción en un máximo de 21º mientras que la temperatura ideal para el aire acondicionado sería 25º. Pero en este asunto… Poco podemos hacer por vosotros, lo mejor es diálogo y consenso e intentar encontrar vuestra temperatura adecuada

En definitiva, adecua el entorno de trabajo a  tu negocio y consigue que tanto tú como tus trabajadores estéis lo más cómodos y a gusto posible durante vuestra jornada laboral.