Consejos para realizar una buena entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo suele producir cierto estrés al candidato, lo que hace que este se prepare bien para cita. Pero…¿qué pasa con el entrevistador? Un proceso crucial para su empresa como es la elección de un futuro trabajador, de un futuro compañero, no es una cuestión baladí.

Para tratar de sacar el máximo partido a las entrevistas laborales como elemento diferenciador entre los candidatos, el Harvard Business Review ofrece una serie de consejos para los reclutadores. Porque para encontrar al mejor candidato es necesario elegir las preguntas adecuadas.

 

  1. Evitar preguntas manidas

A buen seguro nuestro candidato tendrá preparadas de carrerilla las respuestas a determinadas preguntas que se repiten en la mayoría de entrevistas de trabajo.

  1. Preguntas sobre el pasado del candidato

El mundo está en constante cambio, y nosotros también: cómo el entrevistado actuó o se enfrentó a situaciones de un pasado demasiado lejano quizá no nos arroje la verdad acerca de quien tenemos enfrente.

  1. Evaluar la capacidad para resolver problemas

Hay que pedir al candidato que haga parte del trabajo real, el mejor método para descubrir a los mejores candidatos. Durante la prueba, se les puede pedir que identifiquen los principales problemas que se encuetran en el trabajo en general o en un proceso concreto, y cómo los solucionaría.

  1. Evaluar su capacidad de evolución

Siguiendo la tesis darwiniana, el éxito depende de la capacidad que tenemos para adaptarnos a las situaciones que nos encontramos; preguntar al entrevistado acerca de sus planes para resolver actuales problemas puede ser una buena opción.

  1. Evaluar su capacidad para aprender e innovar

Siempre que el trabajo requiera cualquiera de dichos factores, hay que evaluar su capacidad para seguir aprendiendo (preguntándole, por ejemplo, por cómo se forma), su agilidad para tomar decisiones tras un cambio inesperado, o los pasos que daría para innovar en un determinado terreno para responder a la competencia.

  1. Evitar duplicidades

Si hemos estudiado el currículum de nuestro candidato, la información que nos ha desvelado debemos archivarla e intentar seguir conociendo lo que aún no sabemos.

  1. Asignar tiempo

El tiempo es oro…y justo: si concedemos a cada entrevistado el mismo tiempo, nos aseguraremos de que todos “compitieron” en igualdad de condiciones.