Cuatro consejos para prevenir el estrés laboral

En los tiempos que corren y, con el vertiginoso ritmo de trabajo de las empresas, el estrés laboral es un fenómeno cada vez más recurrente dentro de las mismas. Sus resultados son imprevisibles e inmediatos a corto plazo y, además de afectar al bienestar físico y psicológico del trabajador, repercute en la salud y la eficiencia de las organizaciones.

Sí, las consecuencias del estrés laboral afectan tanto al trabajador como a la empresa y es preciso tomar acciones para remediarlo, pues, según los datos del INE, el 59% de los empleados sufre algún tipo de estrés en el trabajo. Es por ello que te damos 4 consejos para prevenir el estrés laboral, aunque el volumen de trabajo aumente.

1. Establecer descansos regulares: Tu cerebro necesita un respiro para recargarse. Disfrutar de breaks de forma regular te ayudará a desconectar de la rutina de trabajo, a alejar el estrés y a volver a las tareas con las pilas cargadas. Estos descansos pueden parecerte una pérdida de tiempo, pero tu cuerpo y tu salud mental te lo agradecerán.

2. Organizar tu espacio de trabajo: Es imposible trabajar sin un espacio adecuado a tus necesidades. Un sitio agradable, con luz, orden y que incite a tu productividad. Si tu espacio de trabajo es un caos, tu trabajó será irremediablemente un caos. Organízate a tu manera, pero organízate.

3. Priorizar o no priorizar, esa es la cuestión: Definitivamente tienes que establecer un orden en función de la importancia y relevancia de tus tareas. Elabora listas semanales o diarias sobre las tareas que debes realizar y organízalas por orden de importancia: El refranero español es sabio y él dice que quien mucho abarca poco aprieta. Así que ya sabes.

4. Hacer uso de herramientas para gestionar mejor tu trabajo: Que viva la era digital y sus aplicaciones. Ya no es necesitarlo tirar de memoria, ni gastar cientos de horas en organizar tus notas. Sistemas de alertas, horarios, y agendas 2.0 para que todo tu trabajo esté organizado con pinzas.