El Coworking no es sólo para jóvenes emprendedores

El coworking llegó a España alrededor del 2012, pero se inició en Estados Unidos hacia el 2005, cada vez tiene más aceptación en nuestro país y ya hay muchos centros de este tipo, sobre todo en las principales ciudades.

Se creía que esta forma de trabajar estaba destinada a jóvenes emprendedores pero estamos equivocados, ya que por ejemplo para emprendedores mayores de 50 años también les puede resultar muy aconsejable.

Uno de los motivos por los que los emprendedores mayores de 50 años les puede ser de gran ayuda estos espacios, es simplemente por aprender cosas nuevas, ya que probablemente no se encuentren actualizados con los tiempos que corren en las nuevas tecnologías por ejemplo, el hecho de estar rodeado de gente joven que tiene sus mismas metas o similares puede hacer que ambos aprendan muchas cosas, es más, en muchos centros de coworking suelen realizarse charlas relativas al emprendimiento, a las nuevas tecnologías, al marketing, etc.

Otro de los factores que puede influir positivamente en este tipo de emprendedor es el “sentirse útil” ya que su experiencia en el mundo laboral puede ser la clave en muchas decisiones para que acaben en éxito.

Por tanto, el coworking puede ser beneficioso para autónomos, emprendedores y pequeñas empresas, que se dedican principalmente a que su profesión sea con un ordenador y un teléfono, es decir, empresas vinculadas al marketing, comunicación, ventas y al área de la tecnología, entre otras.