La importancia del espacio en los negocios

oficina_alquilada_para_tu_negocio

Si trabajas en un espacio de oficina, quizá has oído hablar de la ergonomía aplicada a los negocios. A continuación, descubre qué es, cómo aplicarlo a tu entorno y cómo introducir mejoras en tu puesto de trabajo.

Qué es la ergonomía en la oficina

La ergonomía es una disciplina que se encarga de diseñar de manera adecuada los espacios de trabajo. Se ocupa de introducir mejoras en tu relación como empleado con su entorno dentro de la actividad laboral. Su misión es crear un espacio cómodo para que desarrolles sin riesgos tus tareas diarias. En las empresas, el objetivo de la ergonomía es cuidar la salud de los empleados y aumentar su bienestar para que la productividad mejore. Uno de los males asociados directamente con el trabajo de oficina es el sedentarismo.

La ergonomía se encarga de realizar mejoras para crear un espacio en el que se reducen los riesgos asociados con la actividad: las posturas incorrectas, la movilidad restringida o zonas con iluminación deficiente entre otras. Estos riesgos entrañan consecuencias negativas en tu bienestar como lesiones musculares de espalda, hombros, cuello, problemas de circulación, deficiencias visuales y muchas más.

Identificando y analizando estos riesgos, la ergonomía contribuye a la evolución del espacio. Puede realizar mejoras, introducir nuevas tecnologías y diseñar entornos que plantean nuevas dinámicas de trabajo.

Cómo mejorar la ergonomía

El ordenador, la silla o la mesa son los elementos clave en la oficina para conseguir una buena ergonomía. Este equipamiento debe cumplir con unos estándares mínimos ergonómicos para mejorar las condiciones laborales. Algunos puntos de estos elementos que debes tener en cuenta son:

  • La silla: sin duda, el elemento de mobiliario más importante de tu espacio. Una silla adecuada te ayudará a corregir malas posturas y eliminarás contracturas. Su altura e inclinación deben ser ajustables. La posición ideal del respaldo es la que mantenga la columna vertebral recta. Los reposabrazos se ajustarán para no tropezar con el borde de la mesa. Es importante que el material con el que se fabrique sea transpirable para prevenir humedades. Muchas de las sillas ergonómicas para oficina cuentan con un cojín para proteger las lumbares y un reposacabezas.
  • La mesa: tendrá una altura que te permita sentarte sin que las piernas cuelguen de la silla. Las rodillas tampoco deben tropezar con la mesa. Tus brazos descansarán en ángulo recto con la superficie de la mesa. Si esta tiene un borde duro, utiliza un reposamuñecas. Un reposapiés también ayuda a tener una postura más cómoda. La superficie debe ser lo suficientemente amplia para que puedas colocar los útiles necesarios para tus tareas.
  • La luz: es importante que el punto de luz de tu puesto de trabajo venga desde arriba y por encima de los hombros. Aparte de la luz general del lugar, es indispensable que cada puesto disponga de una lámpara articulada y con cabezal orientable. Es recomendable utilizar lámparas de LED para conseguir una luz más agradable y ahorrar energía.

Adaptar el espacio de trabajo ante el Covid-19 en negocios

Ante la nueva realidad laboral producida por la pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a rediseñar sus instalaciones. Ahora, los espacios se convierten en lugares flexibles y polivalentes. Las empresas se ven obligadas a crear espacios que puedan responder a todo tipo de escenarios. Los protocolos y medidas de seguridad se van adaptando conforme marca la evolución de la pandemia. Es imprescindible, por tanto, desarrollar soluciones abiertas y eficaces que se adapten a estas situaciones.

Los nuevos espacios de trabajo deben mantener una separación mínima de 2 metros entre trabajadores. El aforo de las instalaciones se reduce notablemente. Para ello, se crean distintos turnos de trabajo y se fomenta el teletrabajo online. Las mamparas de seguridad y mobiliario fabricado con materiales antibacterianos son indispensables para evitar el contacto. Las señaléticas garantizarán una circulación segura. Además, se implementarán protocolos de higiene y seguridad como control de temperatura y espacios de desinfección.

Alquiler de oficinas y despachos para negocios

Cada vez son más las personas que alquilan oficinas y despachos para su actividad laboral. Por motivos económicos o prácticos, contar con un espacio propio supone una fuerte inversión que muchas empresas que empiezan no pueden asumir. Por ello, el alquiler de un espacio es la mejor opción para autónomos y emprendedores. El coworking se ha convertido en una modalidad frecuente de trabajo que facilita la interacción y el contacto entre profesionales.

En Italia113 cuentas con todo tipo de despachos y oficinas que se adaptan a tus necesidades. Despachos climatizados con amplia terraza y que disponen de las últimas tecnologías en comunicaciones. Zonas de descanso, áreas de prensa, aseos etc. Además, en las instalaciones de Italia113 dispones de un servicio personalizado telefónico y de atención de visitas.

Dale un impulso a tus negocios con los espacios de Italia113. Oficinas y despachos para que desarrolles tu actividad laboral en un entorno cómodo y profesional.