Salud postural en el trabajo

Salud postural en el trabajo. Centro de Negocios Italia 113

Muchas son las horas que pasamos enfrente del ordenador con una posición fija y, con el tiempo, nuestra espalda comienza a resentirse. Ya no solo la espalda, sino también la cabeza, el cuello, las muñecas, problemas circulatorios, etc. La salud postural en el trabajo es fundamental.

Salud postural en el trabajo

Para evitar este tipo de cosas os dejamos una serie de consejos o recomendaciones posturales que debes adoptar cuando estés en la oficina:

  • Sitúa la pantalla del ordenador justo a la altura de los ojos. No debes ponerla en un lado, ni muy baja ni muy alta. Esto hará que estés recto en la silla y tu cabeza y cuello no sufran.
  • Ojo con la silla. Es muy importante ya que pasamos muchas horas al día sentados en ella. La silla debe ser de buena calidad y cómoda. Preferiblemente con posabrazos y que esté preparada para que puedas apoyar la espalda completamente. La altura de la silla también es muy importante de tal manera que los brazos estén formando un ángulo de 90 grados cuando utilices el teclado y el ratón.
  • La iluminación es clave para que tus ojos no se resientan. Ten en cuenta que, debido a la revolución digital nuestros ojos están todo el día recibiendo mucha información y luminosidad procedentes de pantallas, móviles, tablets, televisión, etc. Ajusta bien la iluminación de estos dispositivos para que cuando estés con baja luz no te produzca la sensación de «ojos quemados». Al mismo tiempo cuida que la iluminación que tengas en tu puesto de trabajo sea adecuada. Ni mucha ni muy poca.
  • Es muy importante que tengas en cuenta hacer estiramientos de vez en cuando. Tu espalda y cuerpo te lo agradecerán.

Decía Jim Rohn: «Cuida de tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir».