¿Cuáles son los sectores en los que puedes emprender en tiempos de COVID?

emprender covid

La crisis mundial provocada por la COVID-19 ha marcado un antes y un después en la sociedad a distintos niveles. Uno de los más afectados ha sido el terreno laboral. Son muchos los negocios que se han visto obligados a cerrar sus puertas, mientras que otros se han reconvertido para adaptarse a la nueva normalidad. Emprender en tiempos de pandemia se ha convertido en un reto.

Emprender después del coronavirus

Esta situación también ha dado pie a nuevas oportunidades profesionales que pueden ser empleos de futuro con gran demanda. A continuación, te ofrecemos un recorrido por algunos de los sectores con mayor potencial.

Ocio digital y enseñanza

Como bien sabes, el confinamiento ha modificado drásticamente una parte del ocio, en especial el de los más pequeños. No poder realizar actividades al aire libre y jugar con amigos ha supuesto un reto importante y difícil a la vez.

Los meses de encierro han disparado el uso de plataformas de streaming, videojuegos, etc. Algunas de ellas han ofrecido a los usuarios contenidos de forma gratuita, con atención especial al contenido infantil. En este apartado, han tenido gran importancia las plataformas educativas. Con el cambio que se va a producir en las aulas en un futuro cercano, es un sector que has de tener muy en cuenta.

Formación online

Relacionado con el punto anterior, muchas universidades e instituciones de educación han trasladado las aulas al espacio virtual. Un territorio que ha experimentado un notable crecimiento y que ha generado oportunidades de negocio en la creación de contenidos multimedia, talleres, sesiones especializadas, etc.

También es una gran ocasión para el crecimiento de empresas que se dediquen al desarrollo y mantenimiento de plataformas, así como a las compañías que aportan docentes para atender a los alumnos de forma virtual. Recuerda: la formación online ha llegado para convivir con la presencial y correr juntas en una misma dirección.

Impresión en 3D

Debido a la crisis, las impresoras 3D han ampliado su radio de acción para producir herramientas y productos destinados a la salud. De hecho, distintas empresas se lanzaron a producir válvulas respiratorias para afectados por COVID que suministraron a hospitales.

La impresión en el campo sanitario ya se amplía, por ejemplo, a la creación de máscaras antimicrobianas y oxígeno. Y seguirá explorando nuevos terrenos que, sin lugar a dudas, harán que se incremente la demanda de estos productos.

Servicios de ayuda para superar la COVID-19

Las personas mayores o dependientes han encontrado en distintas aplicaciones una solución para contactar con otras personas y resolver problemas de salud o logística. No has de olvidar que son herramientas que necesitan un mayor desarrollo y que, poco a poco, se convertirán en aplicaciones indispensables para los más mayores.

En este sentido, los centros de salud y servicios sanitarios ya han puesto en marcha aplicaciones para detectar el coronavirus, para atención domiciliaria de pacientes, consulta médica online, etc.

Seguridad en las redes

Las empresas y organizaciones que han apostado por el teletrabajo han denunciado un aumento de los ciberataques. La crisis sanitaria ha obligado a los profesionales a trabajar conectados desde las redes domésticas y ordenadores personales sin las medidas de seguridad adecuadas.

Son muchas las compañías que no cuentan con líneas de datos sensibles ni con ordenadores libres de virus. Por tanto, es una gran oportunidad para empresas del sector especializadas en seguridad informática.

Salud y deporte

Estos dos sectores experimentaron un cambio radical de actividad durante el confinamiento. En el primer caso, los emprendedores han visto una excelente oportunidad para desarrollar aplicaciones relacionadas con la alimentación a través de dietas personalizadas, consultas online con nutricionistas, venta de suplementos naturales, etc.

Sin embargo, el deporte no ha salido tan bien parado. Como pudiste comprobar, gimnasios e instalaciones deportivas tuvieron que cerrar sus puertas, lo que obligó a sus usuarios habituales a buscar alternativas dentro de casa. Por ello, se incrementaron las clases de actividades deportivas en streaming y otro tipo de prácticas enfocadas al bienestar físico y mental, como meditación, yoga o mindfulness.

Cultura en casa

Otro de los sectores más afectados por la crisis sanitaria ha sido el de la cultura. Tras la cancelación de conciertos, estrenos cinematográficos y teatrales, el cierre de museos, etc., internet se ha convertido en el medio para acercar la cultura a los hogares. Visitas virtuales por el Museo del Prado o el Louvre, catálogos online de cine gratuito, representaciones teatrales, óperas o conciertos de música han sido opciones a tu alcance.

Lejos de terminar tras el confinamiento, la cultura digitalizada también ha llegado para quedarse. Un terreno interesante para empresas emprendedoras que busquen crear aplicaciones innovadoras.

La crisis ha supuesto una transformación total en la sociedad. Si te motiva emprender, recuerda que en momentos así surgen grandes oportunidades para crecer y empezar nuevos modelos de negocio. Ha llegado la hora de dar el salto y comenzar una nueva aventura empresarial. Emprender después del coronavirus puede ser el inicio de tu éxito profesional